eduss
Nekane y el sexo...(version extendida), parte 1 Que soy, quien soy, como soy . Eso de quién soy en una pregunta dificil para empezar, intentaré presentarme. Porque presentarse a sí mismo siempre es algo un poco complicado, me llamo Nekane un nombre vasco soy de un pueblecito del norte de España, un pueblo de esos donde todo el mundo se conoce, donde todo el mundo sabe la vida de todo el mundo y donde todo el mundo trata de ocultar la suya para que los demás no se queden escandalizados, o no hablen mal ,aún teniendo ellos que ocultar más de lo que oculta uno mismo. En este libro voy a contaros como pase de ser una chica de pocos recursos o más bien ninguno, de ser una chica que vivía con la propina de sus papás y qué tenia ademas malas calificaciones, malas no malísimas, una cosa nefasta espantosa, a ser una multimillonaria respetada y venerada, queramos o no esta sociedad es así de cruel y de inmunda, trata por todos los medios de ensalzar al que tiene dinero y de pisotear al que no lo tiene, como en todas las historias de éxito la suerte ha tenido mucho que ver, nada es imposible, pero con suerte hasta el más tonto triunfa, pero yo además de tener suerte era lista, más lista que el hambre como decía mi padre y como decía mi mi tío, al que después conoceréis, si eres picarona y lista las cosas tienen muchas más posibilidades de salir bien, muchas más que si eres un tonto con suerte, si eres un tonto con suerte puedes triunfar mejor que un listo sin ella , pero un listo con suerte triunfa seguro, este relato habla de mi vida entre los 15 y los 30 años, una quincena ,15 añitos de historia vital, el la que han sucedido de las cosas que yo he provocado, muchas cosas que a muchas chicas les pasan y ninguna cuenta, pero yo sí voy a contar, esto me he llevado de la nada al éxito con bastantes vicisitudes, con bastantes problemas, con algun tropiezo, nada es fácil como dice el refrán, mi condición de chica atractiva, morena de ojos verdes, pero muy muy linda, delgadita y con carita de niña buena que les encantan a los hombres me ha abierto muchas puertas, quieras que no no es lo mismo abrirle la puerta o lo que sea que haya que abrirle a una chica con carita guapa y sonriente que un hombre alto, feo y gordo, no es lo mismo, las chicas lindas siempre tenemos ventaja en eso, también me ha traído desagradables experiencias, aunque estas no aparecen en este libro, este libro no se centra mucho en las experiencias desagradables, que también las he tenido, si no en las agradables, muy agradables, de esas que hacen disfrutar a cualquiera enseguida, cuando era una niña me di cuenta de mi atractivo sexual, los hombres me miran con ojos de deseo, querían mi cuerpo ,lo querían ya, lo querian para ellos, lo veia por todas partes, lo veía en sus ojos y para conseguir lo que deseo eso es un poder, una fuerza, un don que hay que manejar con mucho cuidado o se te puede escapar de las manos, pero qué bien controlado puede ser tú gra baza para triunfar, tu reina en el tablero y sobre todo también hay que usarlo con cierta prudencia, hay que tener cuidado las armas de mujer, se pueden volver contra ti, una no quiere ser famosa por ser la más guarra, además en este pueblo eso es muy fácil, pero tampoco tienes que ser una beata, porque las beatas no se comen nada, se quedan en su casa viendo culebrones y nunca prosperan más que las demás, soy una mujer libre y usando un poco de golferia me he convertido en lo que soy , una chica que se busca la vida como puede, que se aprovecha de sus dones . que se aprovecha de los dones de los demás, pero que al fin y al cabo triunfa que es de lo que se trata ,hacer las cosas hasta un punto intermedio es difícil de encontrar, es difícil de realizar, hay que hacer las cosas en su justa medida, ese término intermedio en el que las cosas empiezan a salir bien, esa justa medida es la que que lleva a una chica normal al éxito, como supondréis las coas no son faciles si eres una chica sin estudios, de familia pobre, con pocos recursos, que vive en un pueblecito de mierda a veces para progresar tiene que arrodillarse, pero no para suplicar, tiene que ponerse de rodillas para otra cosa ,para satisfacer a morbosos y cerdos de todo tipo ,con su boca y una lengua juguetona, que a cualquier hombre volvían locos, esto puede parecer humillante o sucio, pero el mundo tan machista es algo necesario, igual que yo lo han hecho otras chicas, pero ellas no suelen contarlo, es una cosa casi imprescindible, no hay más remedio muchas veces que ponerse de rodillas, pero siempre que esas mamadas te hacen triunfar bienvenidas sean, bienvenidas las mamadas y lo que viene con ellas, siempre me he resarcido de algún que otro castigo dando después a los hombres su merecido, castigandolos cómo se merecen, bien como a perros o bien económicamente tambien haciendoles a ellos también ponerse de rodillas y usar la lengua ,al fin y al cabo todos y todas sabemos usar la lengua y a mí también me gusta que me chupen hasta que me harto, yo tenía mis armas que ademas son más de 2 y ellos las suyas, yo he sabido usar mejor las mías y por eso he salido triunfante, pero eso sí, mientras usaba todas mis armas no tenía ninguna prisa , pero ellos si que tenian prisa, de diferentes formas estaban deseosos de disparar, de abrir fuego dentro de mí o de mi boca o de mi cara ,todos los hombres que he conocido tenían ganas de llenarme de semen, de chorrearme la cara, el coño, el culo, esas ganas de abrir fuego sobre mi los convertía en unos esclavos míos, mis más sinceros esclavos, obedientes a lo que yo quería, siempre y cuando al final les dejase bien sequitos, les vaciarse bien los cojones, tras un pequeño calentamiento ellos querian su premio y eso practicante me convertía así en la dueña de mis hombres, convertidos en siervos que me suplicaban, que me dejaban que les pidiese lo que quisiese y que me ofrecían de todo con tal de conseguir la satisfacción que sabían que yo les podía proporcionar, porque ellos lo sabían, ellos sabían quién era yo y hasta donde podía hacerles gozar y yo picarilla, juguetona y resabiada sacaba ventaja de esas situaciones, nombre les podia pedir lo que llevasen en el bolsillo y si podía tambien en la cuenta del banco, ellos me llenaban el coño de leche y tambien el depósito del coche, todo lo que podía sacar de ellos lo sacaba, al principio han sido los viejos, esos viejos asquerosos, pero que se mueren de ganas de comerse a una chica joven, de alegrarse la vida follandome bien follada, en sus sueños más eróticos siempre sueñan con una chica como yo ,aunque eso si siempre he llamando viejos a tipos que realmente eran de mediana edad, pero a mí me lo parecían, no por su condición de hombres muy mayores y no por la mía de chica muy joven, pero pese a que me sacaban varias décadas, realmente eran de mediana edad, termine llamando viejos a tipos de 80 años o más y a los que tenian 50 los llamaba papis, hay una gran diferencia entre unos y otros aunque yo entonces no lo apreciaba, es curioso pero a cierta edad los hombres se vuelven muy descarados, te dicen lo que quieren y cómo lo quieren con mucho descaro, eso no es irritante al reves, hay que reconocer que así son menos pesados y no dan tanto la lata, no tienes que hablar tanto, no se por que hablar tanto si se puede ir al grano de una forma más sencilla, también los hombres de mediana edad son menos tacaños y tienen mas llenos los bolsillos que los chicos jóvenes, cuando un chico es joven, cuando tiene una edad bastante temprana es un pesado de tres pares de narices, pero cuando yo no tenía nada no me daba cuenta de eso, sin embargo un dia descubri que los hombres de cierta edad tiene mucho más dinero que los jovencitos y que además son mucho más generosos, están deseando dármelo todo y cuando digo todo quiero decir todo ,siempre claro está que tú también seas generosa con ellos y yo sin dinero de por medio no muevo ni un pelo, si hay algo que ganarse, algo bueno que conseguir a generosa no hay quien me gane, les doy todo lo que quieran y se los doy de muy buena gana y recibo mi premio.

inicio